Sexo duro con Avril

sexo duro

Sufre pero le encanta, lo goza, le hace delirar sentir el dolor de la polla perforándole el ano, metiéndose gorda entre sus blancas nalgas, le gusta que le den duro, que se la metan con fuerza. Avril cuando no está siendo penetrada sueña que la follan, sueña que le incendian el chocho, delira imaginando tiene incrustada una polla dentro de su carne rosada.

Duro, muy duro, le encanta el castigo, sufrir, que se la metan sin piedad hasta sentir que revienta, hasta sentir que explota dentro de sí misma, zorra pervertida, le fascina que la asfixien, que la aten a la cama, que le provoquen dolor en cada agujero de cochino y pervertido cuerpo.